El heroísmo de ser original, de ser fiel a uno mismo

bola roja

Me encanta la música de Piazzolla. Cuando pienso en el tango no pienso en Gardel, sino en Piazzolla. Adiós Nonino, Milonga del Ángel, Otoño Porteño, Oblivion… Obras inolvidables, y me atrevería a decir que insuperables en su género. Realmente me es difícil imaginar que alguien pueda superar en el tango lo logrado por este músico notable. Piazzolla sencillamente agotó las posibilidades del género. Sin embargo, la historia de sus comienzos no fue fácil; el camino que lo llevó al éxito estuvo lleno de incomprensiones y momentos oscuros. Un día, sin embargo, alguien le enseñó a creer en sí mismo y [...]

Lee más »