4 consejos para una lectura de provecho

hombre leyendo

En mis años de estudiante secundario soñaba con tener una inteligencia prodigiosa que me hiciera innecesario el estudio. Las razones eran dos. La primera era que prefería dedicar mi tiempo a otras cosas más interesantes como por ejemplo ver televisión y andar en bicicleta; y la segunda, que en ese entonces la única forma de estudio que yo concebía –sobre todo en las asignaturas no científicas- era la memorización de todos los textos, absolutamente de todos, hasta de la última coma. Proceso que para mí era una verdadera tortura que quería evitar a toda costa. Con el tiempo, sin embargo, [...]

Lee más »